Artículo

Ecuador y Gran Bretaña intercambian experiencias sobre sistemas penitenciarios

Ernesto Pazmiño, Defensor Público General del Ecuador, recibió en su despacho al experto británico en sistemas penitenciarios, William Payne, miembro de la Dirección de Prisiones del Sector Público y del Servicio Nacional de Manejo de Infractores y a Verónica Ruiz, Vicecónsul de la Embajada Británica.

This was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

Ernesto Pazmiño, Defensor Público General del Ecuador, William Payne, miembro de la Dirección de Prisiones del Sector Público y del Servicio Nacional de Manejo de Infractores, Verónica Ruiz, Vicecónsul de la Embajada Británica.
Ernesto Pazmiño, Defensor Público General del Ecuador, recibió en su despacho al experto británico en sistemas penitenciarios, William Payne, miembro de la Dirección de Prisiones del Sector Público y del Servicio Nacional de Manejo de Infractores y a Verónica Ruiz, Vicecónsul de la Embajada Británica.

Durante el encuentro, se realizó un intercambio de experiencias para identificar proyectos de cooperación entre ambos países. En este sentido, el Defensor Público General mencionó las reformas al sistema judicial y la experiencia de aplicación del nuevo Código Orgánico Integral Penal. Además, destacó el papel de la Defensoría Pública como parte del sector justicia, particularmente en etapas procesales como flagrancia y ejecución de la pena. “Desde el 2007 entramos a trabajar en las cárceles y disminuimos la población de personas privadas de libertad que pasó de 19.000 a 9.000 gracias a un trabajo coordinado y el adecuado análisis de casos”, destacó.

Por su parte, Payne resaltó el proceso de institucionalización de la Defensoría Pública impulsado durante los últimos años y puntualizó varios aspectos relacionados con el manejo de centros de detención y rehabilitación. “El sistema penitenciario en nuestro país maneja centros pequeños con capacidad de entre 300 y 1500 personas privadas de libertad. Además, existe un sistema diferenciado para grupos vulnerables como adolescentes infractores, mujeres y jóvenes entre 18 y 21 años de edad”.

También destacó la aplicación del sistema denominado “cárcel abierta” y seguridad dinámica que se aplica a personas con sentencia ejecutoriada que están cerca de cumplir su condena con el propósito de complementar el sistema de rehabilitación tradicional y ofrecer oportunidades laborales remuneradas, libre movilidad y rescate de la responsabilidad personal para su reinserción social. Para esto, se realiza un análisis integral de cada caso. “La experiencia carcelaria de un país no es exportable, depende de aspectos sociales y culturales de cada uno, es necesario implementar políticas estructurales de prevención del delito”.

Al cierre del encuentro, el Defensor Público General recalcó su interés en analizar los aspectos positivos de otros sistemas penitenciarios que rescaten especialmente el contacto familiar y humano como parte de un proceso de rehabilitación integral.

Nota Publicada en Defensoría del Ecuador

Published 20 noviembre 2014