Artículo

Reino Unido logra excelente desempeño en inversión y empleo

El país se mantiene como destino preferido por inversionistas extranjeros y como uno de los ambientes de negocios más amigables del mundo.

This was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

The City of London

El Reino Unido espera alcanzar el segundo lugar dentro de las economías más grandes de Europa para el 2020. John Hawksworth, Economista Jefe de PwC, sostiene que las impresionantes tasas de crecimiento económico registradas por el país podrían convertirlo en el segundo más grande de Europa y el quinto más grande del mundo. Asimismo, los informes de PwC señalan que la ventaja del Reino Unido sobre países como Francia se concentra en su fuerza de trabajo joven y su flexibilidad laboral.

El Reino Unido es la economía líder de Europa en recepción de Inversión Extranjera Directa (IED) y la segunda del mundo, después de Estados Unidos. En el período 2013-14, el país ha registrado 1,773 proyectos de inversión provenientes de empresas extranjeras. Los principales países inversionistas en el Reino Unido se concentran en Norte América, Europa, Japón y algunas economías emergentes. El alza en la IED recibida por el Reino Unido refleja el éxito de la Estrategia de Crecimiento del Gobierno Británico y demuestra el incremento de la confianza en este país como destino de negocios e inversión. De acuerdo a Lord Livingston, Ministro británico de Comercio e Inversión, el desempeño excepcional en inversión extranjera demuestra el éxito de la política británica en construir uno de los ambientes de negocios más amigables del mundo en este momento.

El empleo registró su máximo nivel en 40 años mostrando el éxito de las políticas laborales establecidas por el Reino Unido en los años 80. El desempleo en el Reino Unido se encuentra por debajo del promedio de la Euro Zona y continuará disminuyendo, según los pronósticos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Además, el alza en la confianza empresarial incentiva a las empresas a contratar mayor número trabajadores y asegura la continuación de la recuperación económica. El éxito dentro del mercado laboral se debe, de acuerdo al reporte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), al compromiso prolongado del Reino Unido con las políticas aplicadas en los años 80.

La confianza empresarial alcanza su máximo histórico en 22 años y contribuye a la recuperación económica del país. De acuerdo con la encuesta realizada por el Banco Loyds a 1,500 empresas, el índice de confianza aumentó en 8 puntos impulsado por mayores expectativas de beneficios por parte de las empresas. Este pronóstico positivo también fue compartido por los resultados de la encuesta de Markit a 11,000 empresas globales. Estos indican que el Reino Unido continua siendo percibido como “Modelo del stand-out” entre las economías más importantes del mundo. Los más altos niveles de confianza fueron registrados en construcción y manufactura; los cuales corresponden con los sectores que, según las cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), contribuyeron más dentro del crecimiento a través de la inversión privada.

Entra en vigencia la ley para el Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero (FATCA) en el Reino Unido. De esta forma, el intercambio de información tributaria sobre ciudadanos británicos es obligatorio dentro de todos los territorios del país y fuera de él. Las empresas que transgredan esta ley podrían experimentar la retención del 30% de sus intereses y dividendos.

Published 5 agosto 2014