Artículo

G8: Oportunidades para todos, incluyendo Honduras

This was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

Artículo de la Embajadora Británica, Sarah Dickson, publicado en la prensa local sobre la Cumbre del G8 que tiene lugar en Irlanda del Norte

HMA Sarah Dickson
Embajadora Británica para Honduras, Sarah Dickson

Desde el 17 de junio el Primer Ministro británico, David Cameron, es el anfitrión de la Cumbre del G8 en Irlanda del Norte, Reino Unido, a la cual asisten los jefes de estado de Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Rusia y Japón. Siendo estos países representantes de la mitad del PIB mundial, las medidas que adoptemos a través del trabajo conjunto en el G8 pueden marcar una real diferencia al incentivar la prosperidad, no sólo en los países del G8, sino que en otros países también.

Tres son los temas prioritarios que el Reino Unido ha puesto en la agenda de la Cumbre: incentivar el comercio, garantizar el cumplimiento tributario y promover una mayor transparencia. Se trata de una agenda ambiciosa, práctica y en pro de los negocios que podría beneficiar a todo el mundo, incluyendo Honduras.

Sabemos que el libre comercio es un motor de crecimiento; no obstante, aún existen demasiadas barreras para el intercambio en todo el mundo. Queremos que el G8 muestre su compromiso con la apertura de los mercados y destaque los beneficios de una mayor liberalización del comercio a nivel global. Este año será especialmente importante lograr un acuerdo para la simplificación y homologación de los procedimientos usados en el comercio internacional (ej. aduaneros) en la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio a efectuarse en Bali en diciembre.

Los expertos estiman que esto sumará unos USD$70 mil millones al PIB global anual, incluidos unos USD$4 mil millones sólo para América Latina. Honduras ha mostrado un compromiso notable al ratificar importantes acuerdos de libre comercio, incluido el tratado con la Unión Europea, y sigue siendo un país amigable con las inversiones.

Respecto a los impuestos, el G8 desea una acción global para lograr que las normas tributarias internacionales estén a la altura del siglo XXI. Dichas normas, que no han cambiado en casi un siglo, no han logrado aún producir un sistema práctico y simplificado que ayude e incentive a las empresas a pagar sus impuestos. La evasión tributaria y el fraude fiscal impiden que los gobiernos puedan entregar servicios públicos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Pondremos un nuevo énfasis más práctico en temas como transparencia, rendición de cuentas y gobierno abierto. Una de estas materias será la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI, por sus siglas en inglés). Este es un enfoque voluntario que, a través de la acción conjunta del gobierno, las empresas y la sociedad civil, formula estándares para que las compañías publiquen lo que pagan y los gobiernos informen lo que reciben de parte de las industrias extractivas. El Reino Unido ayudó a lanzar la EITI en 2003, y este año ingresará formalmente como miembro.

Deseo felicitar especialmente a Honduras que en mayo de este año fue admitida como país candidato de la EITI. Este paso no sólo abre una oportunidad en pro de la transparencia sino también para atraer inversiones en sectores clave, como petróleo y gas, que propiciarán el desarrollo y la creación de empleo en todo el país.

La sede de la Cumbre, Irlanda del Norte, ha sido transformada por un proceso de paz en las últimas dos décadas después de años de conflicto. Enfocada esta vez a la prosperidad mundial, esperamos que este año el G8 también pueda realizar una transformación que perdure en el tiempo a través de medidas en el área del comercio, los impuestos y la transparencia.

Published 18 junio 2013