Artículo

Carta de Theresa May al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk,

La carta expone el enfoque que el Gobierno de Su Majestad va a adoptar en las conversaciones sobre la salida del Reino Unido y sobre la relación profunda y especial que esperamos poder disfrutar con la UE

Resumen de la carta entregada por la primera ministra a Donald Tusk

La carta expone el enfoque que el Gobierno de Su Majestad va a adoptar en las conversaciones sobre la salida del Reino Unido y sobre la relación profunda y especial que esperamos poder disfrutar con la UE, como su amigo y vecino más cercano, una vez hayamos salido. Creemos que estos objetivos benefician no solo a los intereses del Reino Unido, sino también a los de la Unión Europea y al mundo en general, ampliamente hablando.

El Gobierno quiere abordar estas discusiones con ambición, concediendo a los ciudadanos y empresas del Reino Unido y de la Unión Europea, y por supuesto a los de terceros países también, toda la certidumbre que sea posible y a la mayor celeridad.

La carta pasa a hablar sobre:

  • el proceso que va a tener lugar ahora en el Reino Unido;
  • las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea;
  • una propuesta con los principios a tratar en las negociaciones, concretamente:

  • Debemos entablar las negociaciones de manera respetuosa y constructiva y con un ánimo de cooperación sincera.
  • Nuestros ciudadanos siempre deben ser lo primero.
  • Debemos trabajar para garantizar un acuerdo exhaustivo.
  • Debemos trabajar conjuntamente para minimizar cualquier disrupción y conceder la mayor certidumbre posible.
  • En concreto, debemos prestar atención a la relación única que existe entre el Reino Unido y la República de Irlanda y la importancia del proceso de paz en Irlanda del Norte.
  • Debemos comenzar las conversaciones técnicas en torno a concretos ámbitos de políticas, pero tenemos que dar prioridad a los retos de mayor envergadura.
  • Debemos continuar trabajando conjuntamente para ir avanzando y proteger los valores europeos que compartimos.

La carta concluye diciendo que reconocemos que va a ser un reto llegar a un acuerdo tan exhaustivo en el plazo de dos años dispuesto en el Tratado para las negociaciones de salida. Pero creemos que es necesario acordar las condiciones de nuestra futura relación al mismo tiempo que las de nuestra salida de la Unión Europea.

Partimos de una posición exclusiva: armonización normativa, confianza en nuestras respectivas instituciones y un ánimo de cooperación que se remonta a décadas atrás. Es por todas estas razones, y por la gran importancia que reviste la futura relación entre el RU y la UE para ambas partes, que estoy convencida de que cerraremos un acuerdo dentro del plazo previsto por el Tratado.

La tarea que tenemos por delante es trascendental, pero no debería estar fuera de nuestro alcance. Al fin y al cabo, las instituciones y dirigentes de la UE han logrado, con éxito, convertir un continente asolado por las guerras en una unión pacífica de naciones y apoyar la transición de dictaduras a democracias. Juntos, me consta que somos capaces de cerrar un acuerdo sobre los derechos y obligaciones del Reino Unido como miembro saliente, y establecer al mismo tiempo una relación profunda y especial que contribuya a la prosperidad, seguridad y poder global de nuestro continente.

Leer todo el contenido de la carta

Published 30 marzo 2017