Artículo

Discurso de Su Alteza Real el Príncipe de Gales en Monterrey

This world location news article was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

Discurso de Su Alteza Real el Príncipe de Gales en Monterrey, Jueves 5 de noviembre de 2014

Sólo quiero decir que ha sido un enorme placer estar presente para la firma de este programa de entendimiento. Tengo grandes esperanzas en que con el lanzamiento del Fondo Newton Science and Innovation, lo cual es muy emocionante debido a las nuevas posibilidades que surgirán de él. Sé que quizá ya han escuchado mucho sobre esto el día de hoy, pero tengo la certeza de que ha probado su viabilidad, y espero que quizá —si sigo con vida— en mi próxima visita a México pueda ver los frutos de este nuevo acuerdo.

Si me permiten decirlo, ha sido un gran placer visitar México de nuevo en esta ocasión tan importante del Año de México en el Reino Unido y el Año del Reino Unido en México. El hecho de que nuestros países se hayan unido de esta forma y estén a punto de desarrollar todo tipo de iniciativas valiosas durante este año, que pienso, tiene un enorme significado.

El otro día le decía al Presidente que la primera vez que vine a México fue hace 48 años, ¿pueden creerlo? Y para mi horror descubrí que ese mismo año nació el Presidente. De modo que puedo decir que he visto muchos desarrollos interesantes en México desde que vine hace tantos años, y en todas las demás ocasiones en las que he estado aquí desde entonces. Pienso en lo que ustedes han estado discutiendo el día de hoy. Y quizá podrán imaginar que el problema que siempre tengo al correr de un evento a otro es intentar ponerme al corriente con lo que un país ha hecho con lo que es relevante para otro, de modo que ya me encontré con algunas personas en mi camino hacia aquí, quienes sé que están muy involucrados con el emprendimiento social.

Me intrigó mucho enterarme de los problemas sociales que discutieron, que considero particularmente interesantes. Para abreviar sólo diré que por los últimos 38 años he intentado resolver algunos de estos problemas sociales en el Reino Unido y ahora en el resto del mundo a través de una organización que fundé, que intenta de ayudar de muchas formas posibles a desarrollar la autoestima, la autoconfianza y habilidades, ayudar a desarrollar el potencial de los jóvenes. Pero también desarrollamos durante todos esos años un programa de emprendimiento que ayuda a los jóvenes a desarrollarse. Esto provino de los problemas reales que tenemos en el Reino Unido desde finales de los años 70 y principio de los 80, una enorme recesión, de modo que quise encontrar la forma de combatir los problemas del desempleo juvenil, y me pareció entonces que el autoempleo era una de las formas de lograrlo.

Pero para lograrlo, tenemos que observar la forma en la que beneficiamos a los jóvenes —a los candidatos correctos— con los préstamos necesarios con tasas de interés bajas, y de modo crucial ofrecer apoyo, consejo y tutoría, guía de negocios establecidos y exitosos. De modo que recorrí el país para reclutar banqueros y hombres de negocios, abogados y demás, negocios de todo tipo. Y ahora en el Reino Unido tenemos —yo diría— un ejército de voluntarios, 6 o 7 mil. Eso ha hecho una enorme diferencia en términos de poder asistir a la gente joven a superar esos primeros años de comenzar un negocio, que es algo muy difícil para cualquiera, pero si no se cuenta con ninguna opción para iniciar un negocio, es un reto mayor, y desde luego es uno enorme.

Así que cuando pensamos en alguien como Glynn Pegler, quien está aquí hoy, y estoy seguro de que lo ayudamos a iniciar su negocio cuando tenía 15 años, y si es correcto, ha obtenido un enorme éxito con su negocio, y estoy inmensamente orgulloso de la gente como Glynn. Ellos han lanzado alrededor de 80 mil negocios en todos estos años, y algunos de ellos, muchos de ellos, han logrado un enorme éxito y ahora regresan a mi fundación con donaciones para ayudar, para ofrecer consejo a otros jóvenes. Así que lo que deseé en ese momento, hace años, que sucediera está pasando, y hemos ayudado a crear un círculo virtuoso.

Además hemos intentado enfrentar algunos de los demás problemas sobre las dificultades que afectar a la gente de zonas desfavorecidas y en desventaja a través de otra organización en la que he estado involucrado por 30 años. Se llama Business in the Community, y esencialmente ayuda a desarrollar todo el concepto de responsabilidad social y corporativa.

Y hace 30 años —lo garantizo— había poca gente en la comunidad de los negocios que quería aprender sobre el tema. Ahora, debo decirlo, se está volviendo crecientemente común, pero aún no está suficientemente bien desarrollado. Pero ese enfoque puede hacer una enorme diferencia cuando los negocios se involucran socialmente con sus comunidades, pues pueden ayudar significativamente y ofrecer apoyo en muchas áreas. Ellos pueden ofrecer habilidades de administración, las cuales muchas personas en zonas difíciles y desfavorecidas simplemente no tienen.

Uno podría entonces transmitir esas habilidades particulares y ayudar a la gente a superar las complicaciones de los trámites y la burocracia. Mostrarles cómo acceder a los fondos, etcétera, eso puede hacer una gran diferencia.

Y finalmente sé, de boca de Glynn, que muchos de ustedes han decidido que el medio ambiente es una cuestión relevante en México, es crucial para mucha gente en todo el mundo. También es importante lo urbano, de modo que me parece que la clave es mirarlo todo de forma más holística e integrada, en la forma en la que se planea, diseña y observa el ambiente urbano. De modo más importante, digamos que hay que colocar a las comunidades en el centro, hay que hablar con la gente y preguntarles qué es lo que quieren y planear alrededor de eso. Así, con frecuencia terminarán reconociendo la identidad local de la gente, su cultura, su modo de vida. Y 9 de cada 10 veces eso producirá un tipo de ambiente completamente diferente: mezclas, ingresos mixtos, lo que en realidad puede ayudar a transformar la vida de la gente. De modo que observaré con gran interés cuántas cosas cambian con la gran energía y dinamismo que tienen en Monterrey, que sé que ya ha resuelto muchos problemas, y que en particular ha mostrado que la colaboración entre los jóvenes, gente de negocios y la academia puede hacer una gran diferencia. Espero, como dije, ver más desarrollo. Y espero que haya formas en las que nuestros dos países pueden cooperar mutuamente, para que aprendamos de ustedes, y quizá ustedes puedan aprender algo de nosotros, para que podamos ayudar a nuestros dos países.

Así que existe una salida. Espero que haya un enorme éxito, en particular en el campo del emprendimiento. Gracias.