Artículo

Discurso pronunciado por Su Alteza Real El Príncipe De Gales durante el evento de Paz y Reconciliación en su visita a Colombia

This was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

Durante el evento realizado en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación Su Alteza Real El Príncipe De Gales ofreció el siguiente discurso:

Su Alteza Real El Príncipe De Gales durante el evento de Paz y Reconciliación

Señor Presidente Santos Sus excelencias señoras y señores

Mi esposa y yo estamos profundamente emocionados, de estar aquí y que nos hayan invitado para conocer las víctimas de este conflicto civil en Colombia. Es una inmensa tragedia que ha causado una gran sombra en todo este increíble país por varias décadas. Muchos de ustedes aquí, han tenido la experiencia de un sufrimiento inimaginable y nuestros corazones están con ustedes, con su lucha, lo que ha pasado y con sus seres queridos. Yo creo que ustedes no saben que mi querido tío Lord Mountbatten y miembros de su familia, incluyendo uno de mi ahijado, fueron asesinados hace cerca de 30 años en Irlanda del Norte. Yo siento que entiendo algo de ese sufrimiento y esa rabia por la cual muchos de ustedes han tenido que endurecerse para soportarla.

Es mi esperanza y yo rezo porque Colombia muy pronto encontrará una paz duradera. Por supuesto como nosotros hemos trabajado con Irlanda del Norte con ese proceso de paz.

Sabemos que estas condiciones de paz tienen tiempo y es un largo camino muchos líderes políticos del mundo ha participado en esta reparación del conflicto. Nosotros necesitamos la verdad, reconciliación y perdón. Es muy importante y nos anima mucho ver a las victimas participando directamente en las negociaciones de la Habana y expresando lo que ellos quisieran ver luego de un acuerdo, de una solución al conflicto.

Nosotros sabemos que participar en este proceso puede ser algo muy importante para su efectividad. Por supuesto rezamos, tenemos la determinación y requerimos que haya una construcción de paz duradera.

La dignidad que hemos encontrado y que hemos escuchado hoy es un tributo inspirador para el espíritu humano, independientemente del sufrimiento de las víctimas, que se ha endurecido, ellos han sido testigos de las habilidades humanas de sobreponerse a grandes tragedias y seguir adelante, continuar…

Adicionalmente a la compasión, no hay duda que de las victimas necesitarán un considerable apoyo para reconstruir sus vidas y acabar con este conflicto. Yo quiero tener la esperanza de que Colombia va a tener la fortaleza para tener ese desafío de la paz y la reconciliación desde el fondo de sus corazones y esto puede ser la clave para una solución duradera en Colombia.

Published 10 noviembre 2014