Artículo

México y el Reino Unido en la Cumbre Mundial para Erradicar la Violencia Sexual en Conflictos Armados

This was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

Del 10 al 13 de junio se llevó a cabo en Londres la mayor cumbre de la historia sobre la violencia sexual en conflictos armados.

placeholder

La semana pasada se llevó a cabo en Londres la mayor cumbre de la historia sobre la violencia sexual en conflictos armados. Hubo representación de más de 128 países, con la presencia de 70 Ministros de diversas partes del mundo; las consultas con la sociedad civil permearon todos los aspectos de la discusión política, y por primera vez en la historia una Cumbre política en Londres estuvo abierta al público en general. La iniciativa para Terminar con la Violencia Sexual en Conflicto, encabezada por el Canciller Británico William Hague y la Enviada Especial de las Naciones Unidas Angelina Jolie.

Si bien podría sonar como una colaboración improbable entre un político y una actriz, la motivación y compasión de Angelina Jolie por esta causa ha ganado el respeto de líderes mundiales. En su discurso, el Subsecretario de Estado, John Kerry, describió la lucha de Angelina por la justicia para las víctimas de violación en tiempos de guerra como su verdadero trabajo, su verdadero arte y su verdadero legado.

Este fin de semana, Su Majestad la Reina Isabel II otorgó el título de honor de Dama Comendadora del Imperio Británico (Dame). La ambición y naturaleza incluyente de la Cumbre hicieron que la atmósfera a lo largo de los 4 días fuera de esperanza. Esperanza de que la Cumbre simbolice un parte aguas en la historia; esperanza de que una a todas las naciones bajo una renovada determinación de proteger la vida de tantos; y la esperanza de acabar con el miedo, el estigma y el silencio, y horadar la armadura de la impunidad.

Tuve el honor de acompañar al Secretario Meade durante parte de su estancia en Londres, donde encabezó una delegación de alto nivel a la Cumbre, y pronunció un interesante discurso en la apertura de la sesión plenaria. La promoción del Canciller y la amplia concienciación, además del apoyo a la iniciativa de parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores han sido de valiosa ayuda para tener el compromiso de diversos países de la región, los cuales también se han unido para luchar por el cambio.

Además de la delegación de Ministros encabezada por el Canciller Meade, México tuvo una amplia representación en múltiples frentes. Las dos jóvenes mexicanas que ganaron el concurso de video sobre violencia sexual en conflicto formaron parte del fuerte grupo de 26 jóvenes, formado por representantes de todo el mundo, incluyendo estados en conflicto. Las voces de los jóvenes fueron escuchadas por los tomadores de decisiones, y sus aportaciones fueron de enorme valor, como la contribución de futuras generaciones. Los mensajes de los jóvenes delegados mexicanos fue tan fuerte que sus videos se presentaron en la apertura y cierre de este histórico evento. Más aún, expertos legales y representantes de la sociedad civil mexicanos también se unieron a los extensos diálogos, y todos los gobiernos los escucharon con atención.

Entonces, ¿qué logró? ¿qué logrará? ¿y qué podemos alcanzar juntos?

Generar directrices globales:

La Cumbre fue testigo del lanzamiento de un nuevo Protocolo Internacional. Al documento es una recopilación de buenas prácticas presentadas por médicos, trabajadores de campo y sobrevivientes de todo el mundo, el cual describe de qué forma los cuerpos de auxilio en emergencias en conflicto pueden documentar, investigar y asegurar la justicia para las víctimas de violencia sexual. Se ha pedido a los países, y muchos ya han hecho el compromiso, de aplicar leyes para facilitar la justicia en lugar de obstaculizarla. Capacitación y educación: En los conflictos modernos es más peligroso ser mujer que hombre. Simplemente no podemos permitir que persista esta realidad, y en uno de los discursos principales más fuertes de la Cumbre, el Teniente General David Morrison del ejército de Australia, mencionó: ‘Los ejércitos en su separación de la sociedad civil, que valora al hombre por sobre la mujer,… que celebra la violencia que es parte integral de mi profesión, en lugar de buscar formas de contenerla… no hacen nada por distinguir a los soldados de las bestias.’ Por lo tanto, debemos adiestrar a las fuerzas armadas del mundo, a los cuerpos de paz, a los órganos de procuración de justicia y a las cortes para que hagan lo que tienen que hacer, para lo que fueron creados, proteger a los ciudadanos y defender las leyes que residen en el corazón de toda civilización.

Aumentar nuestras contribuciones:

Para tener logros tenemos que dedicar más recursos. El Canciller Hague anunció que el Gobierno Británico dedicará seis millones de libras más para apoyar a los sobrevivientes de violencia sexual en conflicto, y ayudarles en la reconstrucción de sus vidas y sus comunidades. Tanto Estados Unidos como Australia aumentarán sus contribuciones, y hemos pedido a todos los países a que hagan lo mismo.

Desterrar los mitos:

La violación no es una consecuencia inevitable de la guerra. Las víctimas de este crimen de guerra no tienen que cargar ninguna culpa por lo que se les ha hecho. El estigma debe estar sobre el agresor. Sólo podremos lograrlo si todos alzamos la voz: políticos, militares, defensores de los derechos humanos, población civil, hombres, mujeres y niños.

Para ayudar a proyectar estas voces se realizó relevo de eventos de 84 horas por todo el mundo durante el transcurso de la Cumbre. La Embajada Británica en México, en colaboración con el Museo Memoria y Tolerancia exhibió la película “En la Tierra de Sangre y Miel”, la cual inspiró la colaboración entre el Canciller Británico y la Enviada Especial de la UNO. En este evento los asistentes escucharon mensajes de esta poderosa pareja de colaboradores, y al final de la película firmaron un logo de la iniciativa, en el cual escribieron mensajes de solidaridad con las víctimas y exigieron una respuesta global ante este crimen. El logo se quedará exhibido en el patio principal del edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Los invito a visitarlo, a hacer que sus voces se escuchen sobre estos temas, y a unirse al debate con el hashtag #TimeToAct.

Published 14 julio 2014