Artículo

El Gobierno de Coalición publica el segundo grupo de informes sobre el “Equilibrio de competencias”

El Gobierno de Coalición ha publicado hoy (13 de febrero de 2014) el segundo grupo de informes dentro del marco de la revisión que está realizando sobre el equilibrio de competencias

This was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

EU flag

El Gobierno de Coalición ha publicado hoy (13 de febrero de 2014) el segundo grupo de informes dentro del marco de la revisión que está realizando sobre el equilibrio de competencias, y que es parte de la tarea a la que se ha comprometido la Coalición para analizar y estudiar la relación existente entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE). Los informes de hoy cubren: la libre circulación de bienes; el asilo y la migración procedente de fuera de la UE; el comercio y la inversión; el transporte; el medio ambiente y el cambio climático; la investigación y el desarrollo; el turismo, la cultura y el deporte; y la cooperación judicial en materia civil.

El ministro de Exteriores, William Hague, ha declarado:

Esta revisión es el análisis más exhaustivo que se haya realizado jamás en el Reino Unido sobre el impacto que tiene para nosotros el pertenecer a la UE. Agradezco la colaboración de personas físicas, empresas y demás organizaciones, cuyos puntos de vista son los que conforman la base para la elaboración de estos informes. Ahora ya comenzamos a publicar una cantidad sustancial de datos que ponen de manifiesto el impacto que la UE tiene sobre nuestro día a día y que servirán de contenido para debatir, de manera más general, la reforma tanto a nivel nacional como europeo.

Estos informes revelan una enorme cantidad de datos que respaldan los argumentos que el Gobierno de Su Majestad viene esgrimiendo desde hace tiempo respecto a la necesidad de reformar la UE de cara a obtener un mayor crecimiento y prosperidad para todos los Estados miembros. Entre otros argumentos, está la necesidad de ampliar y profundizar el mercado único, incrementar la competitividad y la flexibilidad, y legislar mejor, y menos. También se identifican en los informes los beneficios que aporta el ser miembro de la UE, entre otros, sin duda, el impacto económico positivo que ejerce el mercado único.

Algunos de los aspectos clave de reforma son:

  • Queda muy patente el valor económico que el mercado único supone para el Reino Unido. De la información recopilada para los informes se desprende que entre 1996 y 2006, los precios de importación en la UE para textiles y ropa cayeron en términos reales en un 27,5% y 38,4%, respectivamente, como consecuencia de las medidas de liberalización que se tomaron. Y la compañía aérea de bajo coste, easyjet, ha dejado muy claro que “si no se hubiera reducido la regulación, no existiríamos en estos momentos”.

  • Pero los colaboradores han destacado que se puede hacer más por maximizar el potencial que los mercados liberalizados pueden ofrecer tanto a consumidores como empresas. Al igual que el primer informe semestral sobre el mercado único admitía que la UE podía tomar más medidas para abrir la red y las industrias de servicios, los informes del segundo semestre hacen hincapié en que habría grandes beneficios si la UE avanzara más en la profundización y liberalización de las relaciones comerciales comunitarias o, en el ámbito del transporte, siguiera adelante con sus planes de lograr un Cielo Único Europeo. Tal y como ha dicho el mismo ministro de Economía y Hacienda: “tenemos que dejar de hablar sobre completar el mercado único en los sectores de servicios, energía y digital, y ponernos manos a la obra”.

  • En varios de los informes se repite la necesidad legislar mejor, y legislar menos. Se considera que la normativa comunitaria es o demasiado prescriptiva o poco proporcionada porque no se basa suficientemente en el riesgo, por ejemplo, hay indicios que apuntan a que la aprobación de productos GM en la UE tarda 45 meses, mientras que en EE.UU. solo 25. Algunos de los colaboradores destacan que la UE ahora debería centrarse en la ejecución y cumplimiento de las normas existentes, más que en redactar nuevas leyes. También se han puesto de manifiesto ciertas reservas sobre el nivel de transparencia, o la transparencia misma, de las consultas con la industria por parte de las instituciones de la UE a la hora de proponer nuevas normas, incluyendo la calidad de las evaluaciones de impacto subyacentes.

Los informes del segundo semestre están disponibles, solo en inglés, en el siguiente enlace.

Published 13 febrero 2014