Artículo

La importancia de Escocia para el Reino Unido: discurso de David Cameron

This was published under the 2010 to 2015 Conservative and Liberal Democrat coalition government

David Cameron ha hecho un llamamiento a los ciudadanos de todo el Reino Unido para que se pronuncien claramente a favor del mismo y en contra de la independencia de Escocia.

David Cameron

A continuación incluimos un resumen de su discurso:

Siglos y siglos de nuestro pasado están en juego y surge un gran interrogante en torno al futuro de nuestro Reino Unido.

Si triunfa el sí en septiembre, Escocia se convertirá en un país independiente.

Ya no habrá marcha atrás.

Tal y como he dejado claro, se trata de una decisión que de manera inequívoca y única han de tomar los escoceses.

Creo fervientemente que está en su propio interés permanecer dentro del Reino Unido.

Siendo parte del Reino Unido, Escocia tiene espacio para tomar sus decisiones, mientras que al mismo tiempo goza de la seguridad que proporciona el ser parte integrante de algo más grande.

Desde Holyrood se pueden tomar decisiones respecto a todo lo que pasa en cada hospital, colegio y comisaría de Escocia y, dentro del Reino Unido, Escocia forma parte integrante de uno de las potencias más destacadas del mundo.

Estos son los argumentos que seguiremos esgrimiendo hasta el 18 de septiembre.

Es su elección, su voto.

Pero mi argumento de hoy es que, aunque solo vayan a votar 4 millones de personas en este referéndum, los 63 millones que somos en todo el Reino Unido nos veremos profundamente afectados por dicha decisión.

Nosotros, esos 63 millones de personas, podríamos despertarnos el 19 de septiembre en un país diferente, mirando hacia un futuro diferente.

Por eso, este discurso va dirigido no tanto a los escoceses como a los ingleses, galeses e irlandeses del Norte.

En Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte hay todo un abanico de puntos de vista sobre el referéndum.

Están a los que yo llamaría los “patriotas silenciosos”: aquellas personas que aman al Reino Unido, a nuestra bandera e historia, pero que piensan que no hay mucho que puedan hacer por convencer a Escocia de que se quede en el Reino Unido, por lo que se mantienen ajenos al debate.

Están los que se encojen de hombros: aquellos que sienten ambivalencia sobre el posible resultado, que piensan que no tiene gran importancia para todos los que están al sur de la frontera.

Para ellos, si Escocia dejara el Reino Unido, pues sí, sería triste, pero le diríamos adiós con cierta melancolía y seguiríamos con nuestras vidas como si nada.

Y luego están aquellos, pocos, que piensan que sería mejor para todos que Escocia se independizara del Reino Unido, que esta unión de naciones ha llegado ya a su fin y necesita el divorcio.

Hoy, quiero rebatir todos estos puntos de vista: la idea de que estaríamos mejor sin Escocia, la idea de que su independencia no afectaría al resto del Reino Unido y la idea de que, a pesar de cuanto pueda importarnos, los que estamos en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte no tenemos voz en este debate, simplemente porque no podemos votar.

Todos están equivocados.

Estaríamos profundamente mermados sin Escocia.

Esto es importante para el futuro de todos nosotros.

Y todos los ciudadanos del Reino Unido tienen voz en este debate.

Published 10 febrero 2014