World news story

Policías británicos apoyarán a sus compañeros españoles en el asesoramiento y asistencia a turistas británicos

El envío de dos agentes británicos a las islas Baleares se basa en una acertada iniciativa de colaboración entre la Guardia Civil y policías internacionales en localidades turísticas

El embajador británico con los policías británicos que patrullarán las calles de Magaluf

El envío esta semana de dos policías británicos en las islas Baleares se basa en una iniciativa que la Guardia Civil lleva a cabo con grandes resultados durante la temporada alta de vacaciones consistente en la colaboración con compañeros de otros países, donde se incluyen los cuerpos de policía de naciones como Alemania, Francia, Italia, Marruecos y Portugal.

La iniciativa piloto, que tendrá una duración de dos semanas, aspira a seguir reduciendo el número de jóvenes británicos que se meten en problemas durante sus vacaciones en dos de los destinos extranjeros más populares en el Reino Unido y que, posteriormente, requieren de la asistencia de los consulados británicos locales.

Los dos miembros del cuerpo de policía de West Midlands, un sargento y un agente, trabajarán con sus compañeros de la Guardia Civil en Magaluf (Mallorca) esta semana y en San Antonio (Ibiza), la que viene. Los policías ya han patrullado en diversos lugares, entre los que se encuentran las playas de Punta Bellena y Port Portal, cerca de Calvia.

Los policías británicos respaldarán a sus compañeros españoles en el asesoramiento y la asistencia a ciudadanos del Reino Unido que sean víctimas de delitos o que precisen de otro tipo de ayuda, y participarán en las investigaciones de casos en que los supuestos delincuentes sean ciudadanos británicos.

También participarán en labores de prevención destinadas a influir en la vida nocturna y en las conductas de los turistas. Los policías británicos harán las veces de enlace con las partes interesadas del sector turístico —como hoteleros y propietarios de bares y discotecas— y se dirigirán al público durante el día para tratar de evitar delitos y disturbios, en lugar de simplemente abordarlos a posteriori.

Este programa piloto complementa también la campaña en redes sociales TakeYourPic, dirigida a los británicos más jóvenes que visitan Magaluf e Ibiza, y con la que se fomentan comportamientos que se traduzcan en «éxitos vacacionales» y diversión frente a «fracasos vacacionales» y pérdidas de tiempo y de dinero.

Simon Manley, el embajador británico en España, afirmó:

Me complace ver a los bobbies en activo en las islas Baleares. Se trata de uno de los destinos vacacionales más populares del mundo entre los jóvenes británicos y queremos reducir el número de ellos que se ven envueltos en algún tipo de ilícito y que precisan de asistencia consular.

Esta iniciativa es una buena forma de influir en la conducta de los británicos en el extranjero y, por tanto, de evitar problemas, lo cual se traduce en una menor carga para los consulados británicos, financiados con dinero público. La iniciativa también debería fortalecer las relaciones entre nuestro cuerpo de policía y el de las islas Baleares, así como mejorar la reputación general del Reino Unido en España.

La policía británica ya trabaja estrechamente con sus homólogos españoles para contribuir a hacer frente al crimen organizado internacional, recabar información y ponerla en común, y desarrollar las habilidades y los conocimientos de los agentes. El último programa piloto profundiza en mayor medida la relación, que ya ha asistido, entre otros hitos, a la detención de 69 de los 86 delincuentes británicos más buscados gracias a la «Operación Captura», iniciativa conjunta del Reino Unido y de España.

Published 13 agosto 2015